Show simple item record

dc.contributorConcha, Hugo A. (Hugo Alejandro)es_MX
dc.date.accessioned2018-04-23T05:04:14Z
dc.date.available2018-04-23T05:04:14Z
dc.date.issued2018-04-22es_MX
dc.identifier.urihttp://ru.juridicas.unam.mx:80/xmlui/handle/123456789/1532
dc.description<p style="text-align: justify;">Muchas preguntas quedan en el a&iacute;re despu&eacute;s de dos largas horas de debate bajo un nuevo formato. &iquest;Realmente logramos una discusi&oacute;n a fondo de las propuestas en materia de seguridad, combate a la corrupci&oacute;n y democracia? &iquest;Se logr&oacute; tener un formato de debate m&aacute;s din&aacute;mico en contra la rigidez que caracterizaba a los debates anteriores? &iquest;Pudimos conocer mas fondo a los candidatos y a las propuestas, en contra de las frases vac&iacute;as de campa&ntilde;a? &iquest;Tenemos mas informaci&oacute;n para emitir un mejor voto el pr&oacute;ximo 1 de julio?</p><p style="text-align: justify;">A riesgo de equivocarme en estas l&iacute;neas que son escritas a botepronto para Cr&oacute;nica electoral 2018, adelanto las siguientes 12 reflexiones despu&eacute;s del primer debate:</p><p style="text-align: justify;">1.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Me da la impresi&oacute;n que los votantes, s&oacute;lo con la excepci&oacute;n de los aut&eacute;nticos indecisos (grupo mucho menor al que aparece en las encuestas pues muchos de ellos saben su voto pero no lo quieren dar a conocer) ya decidieron su voto. El clasismo que est&aacute; presente en torno a los dos primeros contendientes se explica con un votante que est&aacute; ya comprometido emocional, mas que racionalmente, con su gallo de pelea. Leo y escucho mas argumentos cargados de prejuicios y lugares comunes como &ldquo;Venezuela&rdquo;, o &ldquo;Echeverrismo&rdquo; , &ldquo;el candidato honesto y preparado&rdquo;, que&nbsp; simplifican y no explican en realidad nada.</p><p style="text-align: justify;">2.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Es una elecci&oacute;n, que entre otras caracter&iacute;sticas se ha polarizado en torno a dos candidatos y eso lo demostr&oacute; el debate. Mas all&aacute; del espect&aacute;culo para efectos de la votaci&oacute;n solo hab&iacute;a dos candidatos posibles: L&oacute;pez Obrador y Anaya. Los dem&aacute;s son distractores de la batalla central y &uacute;ltima.</p><p style="text-align: justify;">3.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; La pelea es inequitativa y el debate lo demuestra Los candidatos independientes no est&aacute;n bien dise&ntilde;ados y llegan al debate como figuras decorativas a una pelea que parece de una liga diferente a la que ellos pertenecen. Al no tener nada que perder puesto que no tienen posibilidades de ganar, son los que aventuran a decir cosas distintas, que suenan absurdas como que ahora s&iacute; Margarita Zavala nos defender&aacute; frente al crimen, o ideas est&uacute;pidas como las del Bronco de cortar las manos a los que roban.</p><p style="text-align: justify;">4.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; El formato del debate, aunque ayud&oacute; en materia de espect&aacute;culo, sobretodo con moderadores activos que hac&iacute;an preguntas buenas y fuertes, no garantizaron mejores candidatos, por lo menos de los de partidos. A estos, L&oacute;pez Obrador, Anaya y Meade no los sacaron de sus guiones y de lo que pol&iacute;ticamente estaban dispuestos a arriesgar. En ese sentido volvimos a escuchar a los representantes de una partidocracia que juega y simula, pero no arriesga ni se compromete. Es un formato mejor al anterior, pero todav&iacute;a muy lejos de un aut&eacute;ntico intercambio libre que busque comunicarse con una ciudadan&iacute;a capaz y responsable.</p><p style="text-align: justify;">5.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Siguen dos debates m&aacute;s que, hasta donde se sabe, tambi&eacute;n presentar&aacute;n innovaciones en el formato. Ojal&aacute; y ah&iacute; se logre construir un aut&eacute;ntico intercambio donde arriesguen a decir cosas nuevas y explicar sus contradicciones y obscuridades.</p><p style="text-align: justify;">6.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; El gran perdedor es el gobierno de Enrique Pe&ntilde;a Nieto. Hasta los conductores daban por hecho los saldos negativos del actual gobierno. Eso explica el siguiente punto.</p><p style="text-align: justify;">7.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; El candidato perdedor del debate es Meade. Ya veremos las encuestas que vienen. En mi opini&oacute;n, se trata de un candidato perdido, que no logr&oacute; despegar nunca y el debate revel&oacute; esta situaci&oacute;n. Sus dos principales anclas: no poder deslindarse del gobierno mas impopular de la historia contempor&aacute;nea, y no tener el carisma necesario para tener propuestas cre&iacute;bles. Es aburrido y no conecta. No logr&oacute; deslindarse de los dos gobiernos anteriores a los que perteneci&oacute;, de los malos resultados logrados, sobretodo en materia de inseguridad y de los esc&aacute;ndalos de corrupci&oacute;n. Es incre&iacute;ble que su discurso, a un mes de iniciar la campa&ntilde;a, siga girando en torno a su honestidad y a su &ldquo;impecable&rdquo; preparaci&oacute;n, como si repitiendo esas ideas la realidad fuera a cambiar los resultados de su desempe&ntilde;o. La mayor parte de su estrategia fue pretender exhibir a L&oacute;pez Obrador, cosa que logr&oacute; parcialmente, pero a costa de no limpiar su propia figura. Adem&aacute;s, en el momento de dar sus propuestas, no se escucha nada nuevo mas all&aacute; de que en esos momentos se le nota inc&oacute;modo y poco seguro en lo que dice.</p><p style="text-align: justify;">8.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; Las propuestas de Meade no aportan nada y no conquistan a nadie. En materia de seguridad un C&oacute;digo Penal &uacute;nico, una agencia especializada para los delitos de mayor impacto y cuadriplicar las capacidades de investigaci&oacute;n. Ninguna propuesta es diferente a lo planteado en los &uacute;ltimos a&ntilde;os. En materia de combate a la corrupci&oacute;n propuso un presidente sin fuero, Ministerios P&uacute;blicos sin consigna, declaraciones 7 de 7 y la inclusi&oacute;n del SAT y del INE en el Sistema Nacional Anticorrupci&oacute;n. En materia de democracia y pluralismo dice que la corresponsabilidad que existe entre el Ejecutivo y el Congreso es suficiente para rendir cuentas. Con la excepci&oacute;n de sus 7 de 7 y la ampliaci&oacute;n de un Sistema Nacional Anticorrupci&oacute;n que no tiene apoyo para funcionar, no hay nada nuevo en su ret&oacute;rica a&ntilde;eja perteneciente a un PRI de hace muchos a&ntilde;os. En su estilo, revela que ni &eacute;l se entusiasma con estas propuestas.</p><p style="text-align: justify;">9.&nbsp;&nbsp;&nbsp;&nbsp; AMLO se exhibi&oacute; como el ganador puntero que no piensa arriesgar nada. No contest&oacute; nada fuera de lo que ya conocemos ni contest&oacute; los desaf&iacute;os directos que le hicieron: sus ingresos, sus viajes, sus colaboradores corruptos. La raz&oacute;n es sencilla y &eacute;l lo dijo: su amplio margen en las encuestas. En t&eacute;rminos absolutos seguramente el debate no lo ayudar&aacute; pero dif&iacute;cilmente lo har&aacute; perder. Es un puntero que creo se mantendr&aacute; en su c&oacute;moda ventaja. A&uacute;n siendo el candidato que mas propuestas ha hecho, hoy no present&oacute; nada nuevo y mantuvo tambi&eacute;n sus rasgos personalistas que no gustan buena parte del electorado. &nbsp;</p><p style="text-align: justify;">10.&nbsp; Las propuestas de AMLO ya las hab&iacute;amos escuchado. En materia de seguridad y justicia plantea trabajar con reducci&oacute;n de la pobreza como la gran causa del problema y de manera particular ampliar las oportunidades a los j&oacute;venes.&nbsp; Explic&oacute; brevemente lo que ha querido decir sobre la amnist&iacute;a a criminales, como un elemento m&aacute;s en el cambio necesario de estrategia, pero tampoco pudo explicarla cabalmente. En materia de combate a la corrupci&oacute;n reiter&oacute; que ser&aacute; una de las prioridades de su gobierno, pero se limit&oacute; a decir que lo har&aacute; con el ejemplo, que limitar&aacute; los privilegios de los gobernantes y que realizar&aacute; cambios a partir de una regeneraci&oacute;n del tejido social. En materia de democracia y pluralismo, manifest&oacute; que no le interesa el poder por el poder, que lo que quiere impulsar es un cambio en M&eacute;xico, una cuarta transformaci&oacute;n hist&oacute;rica. De manera espec&iacute;fica habl&oacute; de someter a consulta la revocaci&oacute;n de su mandato cada dos a&ntilde;os. Frente a las numerosas preguntas y desaf&iacute;os que le lanzaron los otros candidatos, se limito a pocas respuestas breves.</p><p style="text-align: justify;">11.&nbsp; Anaya es el candidato que mas puede ganar y el debate, seguramente lo demostrar&aacute;. Es un hombre de enorme capacidad para debatir e improvisar, para responder a los ataques sin perder la calma ni el ritmo. Su problema es una alianza dif&iacute;cil de sostener por sus posiciones contradictorias y una personalidad fr&iacute;a que no acaba de convencer y de conectar con un enorme n&uacute;mero de mexicanos. A&uacute;n con su claro triunfo en este ejercicio, no es un candidato que genere confianza de manera generalizada. Parece un candidato que pelea los votos de los otros candidatos, tanto de partido como Meade como de los independientes.</p><p style="text-align: justify;">12.&nbsp; Las propuestas de Anaya fueron claras y bien argumentadas. En materia de seguridad y justicia habl&oacute; de una estrategia diferente basada en el desmantelamiento y no descabezamiento de las organizaciones criminales. Habl&oacute; de apoyar a los j&oacute;venes, de mejorar sus condiciones, de la creaci&oacute;n de una fiscal&iacute;a independiente, de mejorar la capacitaci&oacute;n polic&iacute;aca y de ampliar a la polic&iacute;a federal, as&iacute; como de mantener a las fuerzas armadas en la lucha contra el crimen. En materia de combate a la corrupci&oacute;n habl&oacute; de la campa&ntilde;a en su contra, que no ha podido ser probada, hablo de dar muerte civil a los corruptos y de hacer que el presidente pueda ser juzgado. En materia de democracia y pluralismo habl&oacute; brevemente de contar con prensa libre, del establecimiento de un gobierno de coalici&oacute;n y de la revocaci&oacute;n del mandato presidencial, pero con una ley que la regule. Presenta propuestas innovadoras, pero sin tiempo para explicarlas.</p><p style="text-align: justify;">&nbsp;</p><p style="text-align: justify;">&nbsp;</p><p style="text-align: justify;">&nbsp;</p>es_MX
dc.formatimage/jpeges_MX
dc.language.isoeses_MX
dc.publisherUniversidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicases_MX
dc.subjectDebatees_MX
dc.subjectDebateses_MX
dc.subjectPrimer debatees_MX
dc.titleEl primer debate: ¿Logramos algo nuevo?es_MX
dc.typeWorking Paperes_MX


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record