Show simple item record

dc.contributorSaavedra Lladó, Danieles_MX
dc.contributorJiménez Sánchez, Davides_MX
dc.date.accessioned2018-07-01T02:35:01Z
dc.date.available2018-07-01T02:35:01Z
dc.date.issued2018-06-30es_MX
dc.identifier.urihttp://ru.juridicas.unam.mx:80/xmlui/handle/123456789/2036
dc.description<p>Estamos ante la elecci&oacute;n m&aacute;s grande en la historia democr&aacute;tica de M&eacute;xico por el n&uacute;mero de cargos a elegir y de electores llamados a las urnas. Hay 18,299 puestos de elecci&oacute;n popular que se jugar&aacute;n ma&ntilde;ana, 629 federales (1 Presidencia, 500 Diputaciones, 128 Senadur&iacute;as) y 17,670 a nivel local (1,596 Presidencias Municipales, 972 Diputaciones, 16 Alcald&iacute;as en la Ciudad de M&eacute;xico, 8 Gubernaturas y 1 Jefatura de Gobierno, 1,237 Concejal&iacute;as, 1,664 Sindicaturas, 12,013 Regidur&iacute;as, 19 Regidur&iacute;as &eacute;tnicas, 24 Presidencias de juntas municipales, 24 Sindicaturas de juntas municipales y 96 Regidur&iacute;as de juntas municipales).</p><p>El Padr&oacute;n Electoral est&aacute; compuesto por 89,332,031 ciudadanos y la Lista Nominal tiene una cobertura de 99.77% del Padr&oacute;n con 89,123,355 ciudadanos que podr&aacute;n expresar sus votos el d&iacute;a de ma&ntilde;ana en las urnas.</p><p>Destaca que 14,623,947 ciudadanos en el Padr&oacute;n Electoral tienen entre 18 y 24 a&ntilde;os cumplidos al 1 de julio, de los cuales 14,576,286 se encuentran en la lista nominal y la gran mayor&iacute;a de ellos ejercer&aacute;n su voto por primera vez.</p><p>Un elemento fundamental en la organizaci&oacute;n y realizaci&oacute;n de las elecciones son los funcionarios de las mesas directivas de casilla. Se instalar&aacute;n 156,823 casillas en todo M&eacute;xico, de las cuales 150,454 ser&aacute;n casillas &uacute;nicas y 6,369 ser&aacute;n casillas federales para Baja California y Nayarit. 67,653 casillas ser&aacute;n b&aacute;sicas, 79,308 ser&aacute;n contiguas, 8,808 ser&aacute;n casillas extraordinarias y habr&aacute; 1,054 casillas especiales, entre las que se encuentran 31 instaladas en hospitales. Las m&aacute;s de 156,000 casillas ser&aacute;n atendidas por 1,400,022 funcionarios de casilla quienes resultaron seleccionados con el proceso de capacitaci&oacute;n.</p><p>Estas ser&aacute;n unas elecciones muy observadas, ya que se encuentran acreditadas por el INE 32,376 personas como observadores electorales y 907 de ellos son visitantes extranjeros.</p><p>Otro punto importante de este proceso electoral es el Voto de Mexicanos Residentes en el Extranjero. Para votar en esta modalidad se registraron y dictaminaron como procedentes 181,256 solicitudes y el INE envi&oacute; la documentaci&oacute;n para que voten v&iacute;a postal. Se recibieron de vuelta 97,440 Paquetes Electorales Postales que ser&aacute;n contados el 1 de julio en las mesas instaladas en el Tecnol&oacute;gico de Monterrey CCM.</p><p>Aunque estas cifras puedan parecer apabullantes y esot&eacute;ricas, debemos tener en cuenta que las elecciones son el canal institucional inmediato para revelar nuestras preferencias. En otras palabras, confiar en que las personas que piden nuestro voto har&aacute;n un trabajo medianamente decente (bueno).</p><p>Lo anterior es fundamental por dos figuras creadas por la reforma pol&iacute;tico electoral de 2014: las candidaturas independientes (generalizada para todos los cargos de elecci&oacute;n popular en disputa, dado que hay que recordar la postulaci&oacute;n permitida por algunas legislaciones locales antes de la reforma) y la reelecci&oacute;n (para los cargos legislativos y municipales, con las excepciones espec&iacute;ficas de gubernaturas y Presidencia de la Rep&uacute;blica).</p><p>Las candidaturas independientes se han visto como alternativas viables dada la desconfianza que han acumulado los partidos pol&iacute;ticos a lo largo de la historia democr&aacute;tica del pa&iacute;s. Incluso con todas las restricciones y bemoles que presenta la ley al respecto, esto no ha mellado el inter&eacute;s de ciudadanos de participar en la pol&iacute;tica fuera de los partidos tradicionales. Por ejemplo, para el caso de la Presidencia de la Rep&uacute;blica, 87 ciudadanas y ciudadanos manifestaron su intenci&oacute;n de competir; de estos, 48 se convirtieron en aspirantes, es decir que cumplieron un primer conjunto de requisitos legales y procedieron a recabar los apoyos ciudadanos requeridos (juntar firmas); finalmente, 1 ciudadano se convirti&oacute; en candidato. En este caso, es pertinente recordar que la ciudadana Margarita Zavala renunci&oacute; a su candidatura, despu&eacute;s de imprimirse las boletas con su nombre, por lo cual sus votos ser&aacute;n contabilizados como nulos (y en una modalidad abigarrada de votaci&oacute;n, como v&aacute;lidos si adem&aacute;s del emblema de Zavala, el elector marca de manera v&aacute;lida alguna outra opci&oacute;n de candidato o coalici&oacute;n de forma correcta).</p><p>Mientras que en el caso de senadur&iacute;as, 78 ciudadanas y ciudadanos manifestaron intenci&oacute;n de convertirse en candidatos independientes; de estos, 55 cumplieron los requisitos para recolectar apoyos ciudadanos; 9 juntaron las firmas necesarias y 7 aparecer&aacute;n en la boleta. Para diputaciones federales, 240 ciudadanas y ciudadanos manifestaron intenci&oacute;n; 187 se convirtieron en aspirantes, 64 recolectaron las firmas necesarias y 38 aparecer&aacute;n en la boleta.</p><p>En resumen, 405 ciudadanas y ciudadanos manifestaron su intenci&oacute;n de convertirse en candidatos independientes a un cargo de elecci&oacute;n federal; y de estos, 46 aparecer&aacute;n en la boleta, es decir el 11.36% logr&oacute; convertirse en candidatos tomando en cuenta todas las dificultades: topes de gasto demasiado bajos, estructura para recabar apoyos ciudadanos, tiempos de recolecci&oacute;n relativamente cortos, la obligaci&oacute;n de contar con una Asociaci&oacute;n Civil (AC). Esto convierte a los independientes en una suerte de partidos pol&iacute;ticos.</p><p>Por otro lado, el tema de la reelecci&oacute;n ha sido bastante controversial. Empezando por ser la ant&iacute;tesis de la causa enarbolada por el movimiento revolucionario (sufragio efectivo, no reelecci&oacute;n), as&iacute; como la necesidad de que la postulaci&oacute;n debe ser realizada por el mismo partido pol&iacute;tico, tema que puede resultar en disciplina partidaria antes que en rendici&oacute;n de cuentas ante los ciudadanos. La reelecci&oacute;n es ahora un hecho m&aacute;s que un debate te&oacute;rico en la democracia mexicana.</p><p>En este sentido, 30 de las 32 entidades federativas est&aacute;n posibilitadas para reelegir cargos locales; las excepciones son la Ciudad de M&eacute;xico y Puebla. Los cargos posibilitados incluyen Diputaciones de Mayor&iacute;a Relativa, es decir, aquellos que compiten en un distrito; Diputaciones de Representaci&oacute;n Proporcional, una lista a nivel estatal que integra el partido pol&iacute;tico, y Ayuntamientos, siempre que los periodos sean iguales o menores a 3 a&ntilde;os (esto imposibilita la reelecci&oacute;n en los municipios de Hidalgo y Veracruz).</p><p>En total, hay 2,245 cargos susceptibles a reelecci&oacute;n, desglosados de la siguiente manera: 1,380 ayuntamientos, 526 diputaciones de Mayor&iacute;a Relativa y 339 de Representaci&oacute;n Proporcional. Cabe mencionar que en el caso de diputaciones la reelecci&oacute;n aplica hasta para 4 per&iacute;odos consecutivos, o 12 a&ntilde;os; y para ayuntamientos hasta 2 per&iacute;odos consecutivos, o 6 a&ntilde;os.</p><p>Todas estas novedades, el n&uacute;mero de cargos, la log&iacute;stica que implica, la participaci&oacute;n ciudadana (como electores, funcionarios de casilla y observadores electorales) pueden parecer triviales e incluso indignantes ante los grandes problemas del pa&iacute;s. En este sentido, el voto es uno de nuestros derechos pol&iacute;ticos electorales, y podemos decidir libremente ejercerlo o no. Empero, hay que resaltar que los votos v&aacute;lidos son como un pastel, y los partidos, o candidatos independientes, son los comensales: mientras menor sea la proporci&oacute;n de votos v&aacute;lidos, menos partidos se llevar&aacute;n mayor porcentaje de cargos p&uacute;blicos. Es decir, que si no ejercemos nuestro derecho al voto, otros que s&iacute; lo ejerzan decidir&aacute;n por nosotros. En resumen, recordando el dicho popular: entre menos burros, m&aacute;s olotes. &iquest;Quieren dejar ese cierre? Jejejej.</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p style="text-align: left;">Centro de Estudios Alonso Lujambio del ITAM</p><p style="text-align: left;">Informaci&oacute;n tomada de Numeralia del proceso electoral 2017-2018 del INE (29-06-2018).</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p>es_MX
dc.formatimage/jpeges_MX
dc.language.isoeses_MX
dc.publisherUniversidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicases_MX
dc.subjectDemocraciaes_MX
dc.subjectEleccioneses_MX
dc.subjectReelecciónes_MX
dc.subjectCandidatos independienteses_MX
dc.subjectFuncionarios de casillaes_MX
dc.title¿Qué se juega mañana?es_MX
dc.typeWorking Paperes_MX


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record