Show simple item record

dc.contributorAstudillo Reyes, César I. (César Iván)es_MX
dc.date.accessioned2018-06-08T20:36:40Z
dc.date.available2018-06-08T20:36:40Z
dc.date.issued2018-06-08es_MX
dc.identifier.urihttp://ru.juridicas.unam.mx:80/xmlui/handle/123456789/1893
dc.description<p><br />El sistema de partidos mexicano muestra signos de agotamiento justo cuando acaban de cumplirse cuarenta a&ntilde;os de la primera cirug&iacute;a institucional que busc&oacute; impulsarlo. Sus rasgos actuales emergieron despu&eacute;s de las elecciones de 1988, cuando la escisi&oacute;n del cardenismo dio lugar al nacimiento del PRD y a la conformaci&oacute;n de un sistema tripartita que alcanz&oacute; a ocupar el espacio de la izquierda, la derecha y la centro-izquierda, y que durante los &uacute;ltimos treinta a&ntilde;os tuvo la fuerza de aglutinar alrededor del 90% de la votaci&oacute;n, elecci&oacute;n tras elecci&oacute;n.&nbsp;</p><p>La realidad pol&iacute;tica de hoy nos ense&ntilde;a que el tripardismo est&aacute; marchito, sus partidos en profunda crisis, sus liderazgos desgastados, sus militantes desencantados, sus simpatizantes sencillamente enojados, y la ciudadan&iacute;a, cada vez m&aacute;s esc&eacute;ptica y alejada de lo que pasa en el escenario pol&iacute;tico. &nbsp;</p><p>Las encuestas de hoy reflejan que el partido en el gobierno, en otro momento hegem&oacute;nico, ha ca&iacute;do al tercer lugar de las encuestas, y que muy probablemente perder&aacute; la presidencia de la Rep&uacute;blica, la mayor&iacute;a relativa en ambas c&aacute;maras, y 8 de las 9 gubernaturas en juego. El PAN, que ha accedido dos veces a la silla presidencial, aparece en segundo lugar, y &uacute;nicamente en Guanajuato muestra una ventaja holgada, en tanto en Puebla y Veracruz la contienda est&aacute; muy cerrada. El PRD parece que dejar&aacute; de gobernar en la Ciudad de M&eacute;xico, Morelos y Tabasco, y que tendr&aacute; una min&uacute;scula representaci&oacute;n en las c&aacute;maras.&nbsp;</p><p>Movimiento Ciudadano est&aacute; a la cabeza de las preferencias en Jalisco y mantiene una presencia importante en Veracruz. El Partido Verde gobierna en Chiapas, pero todo indica que ceder&aacute; esa posici&oacute;n y que su desencuentro con el PRI tendr&aacute; repercusiones en el corto plazo. Nueva Alianza, Encuentro Social y el Partido del Trabajo contin&uacute;an en una debilidad tal, que siguen necesitados del ox&iacute;geno que para su supervivencia les otorga el esquema de las coaliciones.&nbsp;</p><p>Es Morena, un movimiento que aspira a convertirse en partido, qui&eacute;n aparece liderando las encuestas. Si bien ya particip&oacute; en las elecciones federales de 2015 y en distintas elecciones locales mostr&aacute;ndose muy competitivo, lo cierto es que es la primera ocasi&oacute;n que compite en una elecci&oacute;n presidencial, y todo indica que en su aparici&oacute;n inicial tendr&aacute; un &eacute;xito rotundo.&nbsp;</p><p>Si las tendencias se confirman, el 2 de julio amaneceremos con un sistema de partidos en agon&iacute;a, luego de constatar que la disciplina interna est&aacute; rota, el voto duro se ha difuminado, los liderazgos son pasajeros y el transfuguismo ha alcanzado su mayor apogeo.&nbsp;</p><p>Este desolador panorama nos orillar&aacute; a volver a explicar el sistema de partidos resultante. Necesitaremos observar, en consecuencia, qu&eacute; partidos se quedaron, cu&aacute;l es su fuerza electoral real y c&oacute;mo se tradujo en espacios pol&iacute;ticos, con el prop&oacute;sito de advertir el tipo de sistema que se est&aacute; irguiendo, su capacidad de generar alianzas o de formar oposiciones, y el tama&ntilde;o de su voto duro; en qu&eacute; territorios fueron m&aacute;s competitivos y cu&aacute;l es la coloraci&oacute;n del mapa nacional, para saber si mantienen sus bastiones, si los han cedido o si han conquistado nuevos; y de qu&eacute; manera se reparti&oacute; el voto en las zonas rurales y urbanas, entre los estratos escolares de las personas, hombres y mujeres, j&oacute;venes, adultos y adultos mayores para contar con elementos que coadyuven a descifrar al elector mexicano.&nbsp;</p><p>Enseguida, tendremos que determinar c&oacute;mo reconstruir o hacer renacer un nuevo sistema. Tres impulsos contribuir&aacute;n a hacerlo emerger de las cenizas. El institucional, porque a ning&uacute;n gobierno democr&aacute;tico conviene el desmoronamiento de los principales intermediarios entre la ciudadan&iacute;a y la representaci&oacute;n popular; el pol&iacute;tico, porque son los partidos los que deben darse cuenta de que internamente est&aacute;n resquebrajados y que necesitan reconstruirse desde su vida interna; y el ciudadano, que a trav&eacute;s del voto popular marcar&aacute; la ruta del tipo de partidos, de pol&iacute;ticos y de pol&iacute;tica que quiere para la revitalizaci&oacute;n de nuestra todav&iacute;a endeble democracia.&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p>es_MX
dc.formatimage/jpeges_MX
dc.language.isoeses_MX
dc.publisherUniversidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicases_MX
dc.subjectPartidos políticoses_MX
dc.titleRehacer el entero sistema de partidoses_MX
dc.typeWorking Paperes_MX


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record