Show simple item record

dc.contributorPedroza de la Llave, Susana Thalíaes_MX
dc.date.accessioned2018-06-06T16:55:55Z
dc.date.available2018-06-06T16:55:55Z
dc.date.issued2018-06-06es_MX
dc.identifier.urihttp://ru.juridicas.unam.mx:80/xmlui/handle/123456789/1874
dc.description<p><br />El 12 de junio pr&oacute;ximo, desde las hermosas tierras de M&eacute;rida, Yucat&aacute;n, se realizar&aacute; el tercer y &uacute;ltimo debate presidencial de este proceso electoral 2018, y continuando con una din&aacute;mica de cambio en los formatos de los debates, ahora el Instituto Nacional Electoral (INE) experimenta la interacci&oacute;n de la sociedad a trav&eacute;s de diversas redes sociales.</p><p>&nbsp;</p><p><br />En efecto, la ciudadan&iacute;a tendr&aacute; la oportunidad de realizar preguntas a los candidatos sobre los temas a debatir, dichas preguntas ser&aacute;n transmitidas a &eacute;stos por conducto de los moderadores, en esta ocasi&oacute;n, la y los prestigiados periodistas Gabriela Warkentin de la Mora, Leonardo Antonio Curzio Guti&eacute;rrez y Carlos Puig Sober&oacute;n.</p><p>&nbsp;</p><p><br />De acuerdo con la lectura que hemos dado al curr&iacute;culum de la y los moderadores seleccionados, destacamos de nueva cuenta el espl&eacute;ndido trabajo del INE en la b&uacute;squeda de los perfiles m&aacute;s id&oacute;neos para esta trascendente labor que exige rigor anal&iacute;tico y claridad para el buen desarrollo del debate.</p><p>&nbsp;</p><p><br />La tem&aacute;tica conforme a lo publicado por el INE abordar&aacute; tres puntos que son esenciales, en igual n&uacute;mero de bloques: 1) Crecimiento econ&oacute;mico, pobreza y desigualdad; 2) Educaci&oacute;n, Ciencia y Tecnolog&iacute;a, y 3) Salud, desarrollo sustentable y cambio clim&aacute;tico.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Las expectativas en torno a este tercer y &uacute;ltimo debate presidencial 2018 son mayores, es decir, han crecido en la medida que se aproxima la fecha 1 de julio para que las y los ciudadanos emitamos nuestro voto y se hace latente cada d&iacute;a una natural ansiedad electoral por conocer al ganador de la contienda.&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p><br />Al margen de esa natural ansiedad, que tambi&eacute;n podr&iacute;a deberse al deseo profundo porque se terminen las campa&ntilde;as de odio, divisi&oacute;n y polarizaci&oacute;n social, hay puntos que nos orillan a reflexionar lo siguiente.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Insistimos, debemos tener claro que no existe un formato de debate que conceda el tiempo suficiente para abordar de manera aproximada o completa las problem&aacute;ticas que un aspirante a Jefe de Estado y de Gobierno debe dominar. Este debate tendr&aacute; la duraci&oacute;n de una hora con 40 minutos, de manera que el tema principal &ldquo;Econom&iacute;a y Desarrollo&rdquo; es de suyo muy ambicioso.&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p><br />Como instrumentos de la democracia, estos debates tienen como prop&oacute;sito fundamental -hemos dicho- alcanzar mayor informaci&oacute;n para las y los electores, informaci&oacute;n de fondo en cuanto a las propuestas y las soluciones de cada aspirante a la Presidencia de M&eacute;xico. En esta ocasi&oacute;n; sin embargo, estamos ante la &uacute;ltima oportunidad en un doble sentido.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Se trata de la &uacute;ltima oportunidad para que los candidatos, a trav&eacute;s de este tercer debate, demuestren el manejo razonable del tema en general y de los rubros particulares que se desahogar&aacute;n ante la opini&oacute;n p&uacute;blica nacional e internacional; expongan con la mayor precisi&oacute;n y claridad posibles las estrategias de soluci&oacute;n a las problem&aacute;ticas econ&oacute;micas y de desarrollo que enfrenta nuestro pa&iacute;s. Hemos sido testigos en los anteriores debates que los candidatos se muestran como expertos en diagnosticar de forma general y con cierta ligereza los graves problemas abordados, pero no en proporcionar claridad a sus propuestas estrat&eacute;gicas y soluciones.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Por otro lado, tambi&eacute;n se tratar&aacute; de la &uacute;ltima oportunidad para nosotros, las y los ciudadanos, de observar el desempe&ntilde;o de los candidatos en todos los sentidos y no s&oacute;lo en cuanto a qui&eacute;n es el que agrede m&aacute;s con sus discursos; se trata de la &uacute;ltima oportunidad de los electores para reflexionar objetivamente y sin prejuicios sobre lo que se quiere para M&eacute;xico, probablemente -en mi opini&oacute;n- paz, seguridad y desarrollo.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Se trata de la &uacute;ltima oportunidad, no para evaluar las capacidades de un orador (la experiencia nos ha dejado claro que un buen orador no es de ninguna forma garant&iacute;a de un buen servidor p&uacute;blico, funcionario o mandatario), M&eacute;xico lo que votar&aacute; es por una persona que brinde seguridad pero, sobre todo, confianza para el ejercicio del servicio p&uacute;blico.&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p><br />El &eacute;xito de este &uacute;ltimo debate, quiz&aacute;, se valorar&aacute; en t&eacute;rminos de la confianza que inspire a las y los ciudadanos el comportamiento responsable y respetuoso de los candidatos hacia los electores tomando en consideraci&oacute;n el cansancio de la ciudadan&iacute;a por el ambiente agresivo y electorero de las campa&ntilde;as, y los candidatos asuman con seriedad y madurez pol&iacute;tica la distinci&oacute;n de ser -entre m&aacute;s de 120 millones de mexicanas y mexicanos- los &uacute;nicos a quienes nuestro sistema electoral ha colocado como aspirantes a la m&aacute;xima investidura de M&eacute;xico.</p><p>&nbsp;</p><p><br />Las expectativas generadas a partir de los m&uacute;ltiples ofrecimientos de los candidatos, en todas las materias, son tan grandes que algunas se ven dif&iacute;ciles de cumplir. No obstante, hay que recordar que el art&iacute;culo 87 de nuestra Constituci&oacute;n Pol&iacute;tica de los Estados Unidos Mexicanos establece la protesta que deber&aacute; rendir el Presidente electo: "Protesto guardar y hacer guardar la Constituci&oacute;n Pol&iacute;tica de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempe&ntilde;ar leal y patri&oacute;ticamente el cargo de Presidente de la Rep&uacute;blica que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Uni&oacute;n; y si as&iacute; no lo hiciere que la Naci&oacute;n me lo demande&rdquo;.</p><p>&nbsp;</p><p><br />En otras palabras, no hay democracia perfecta y absoluta, &eacute;sta se construye a trav&eacute;s de un indeterminado n&uacute;mero de elementos que tienen como objetivo poner un tipo de orden com&uacute;n y b&aacute;sico para la convivencia social, para el respeto a las diferencias de pensamientos e ideolog&iacute;as y todo eso se logra a trav&eacute;s de la necesaria experiencia, no s&oacute;lo de los gobiernos en turno, sino del pueblo mismo que vive las consecuencias de su decisiones pol&iacute;ticas, sociales y personales.</p><p>&nbsp;</p><p style="text-align: right;"><br />*Investigadora titular &ldquo;B&rdquo; del Instituto de Investigaciones Jur&iacute;dicas de la UNAM; coordinadora general de la Divisi&oacute;n de Estudios de Posgrado y del CIJUREP de la Universidad Aut&oacute;noma de Tlaxcala, e investigadora nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).</p><p>&nbsp;</p>es_MX
dc.formatimage/jpeges_MX
dc.language.isoeses_MX
dc.publisherUniversidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicases_MX
dc.subjectTercer debatees_MX
dc.titleTercer debate presidencial 2018, la última oportunidades_MX
dc.typeWorking Paperes_MX


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record