Show simple item record

dc.contributorDuque, Robertoes_MX
dc.date.accessioned2018-03-23T23:33:47Z
dc.date.available2018-03-23T23:33:47Z
dc.date.issued2018-03-23es_MX
dc.identifier.urihttp://ru.juridicas.unam.mx:80/xmlui/handle/123456789/1384
dc.description<p>El 16 de marzo de 2018 el Instituto Nacional Electoral sufri&oacute; una fuga ilegal de informaci&oacute;n. A alguien le pareci&oacute; buena idea filtrar los resultados sobre las firmas de aspirantes independientes a la Presidencia de la Rep&uacute;blica. Cuatro horas antes de iniciar la respectiva sesi&oacute;n de la Comisi&oacute;n de Prerrogativas y Partidos Pol&iacute;ticos (seg&uacute;n la agenda institucional), conocimos los resultados por otra v&iacute;a: un tuit del afamado periodista Carlos Loret de Mola quien &ndash;por supuesto&ndash; cumpli&oacute; con su deber de informar.</p><p>Y claro, como dijo Newton, a toda acci&oacute;n corresponde una reacci&oacute;n. En ese inter se dej&oacute; venir una r&eacute;plica virulenta de los aspirantes a los que el tuit desfavorec&iacute;a, a saber: Jaime Rodr&iacute;guez &ldquo;El Bronco&rdquo; y Armando R&iacute;os Piter. El primero escribi&oacute; que la decisi&oacute;n estaba despertando al &ldquo;M&eacute;xico bronco&rdquo;. El segundo tach&oacute; al INE de parcial y falto de credibilidad en caso de que los resultados se confirmaran horas m&aacute;s tarde: &ldquo;m&aacute;s vale que esa informaci&oacute;n no sea cierta&rdquo;, dijo en un video. En opini&oacute;n de muchos, eran presiones para que el INE revirtiera los datos ya filtrados.</p><p>Para que dimensionemos la gravedad del asunto, baste con imaginar ciertos escenarios similares la noche del primero de julio en relaci&oacute;n con el conteo r&aacute;pido que anunciar&aacute; el INE sobre el resultado de la elecci&oacute;n presidencial. Por salud, no entremos en detalles de lo que podr&iacute;a suceder si se repitiera algo como lo ocurrido el viernes pasado. La pesadilla es demasiado grande. Es cierto que el conteo r&aacute;pido tiene mecanismos reforzados para blindar la informaci&oacute;n, pero el episodio no deja de preocupar. Porque esta fuga, adem&aacute;s, nutre la fuerza de &ldquo;fake news&rdquo; futuras.</p><p>La gobernabilidad y la estabilidad democr&aacute;tica de M&eacute;xico no son un juego, pero hay quien se comporta como si lo fuera. La irresponsabilidad de la persona que filtr&oacute; la informaci&oacute;n es absoluta.</p><p>Por si le importa al microbio en cuesti&oacute;n, su conducta encaja en el tipo penal previsto en la fracci&oacute;n II del art&iacute;culo 8 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales: &ldquo;Se impondr&aacute; de cincuenta a doscientos d&iacute;as multa y prisi&oacute;n de dos a seis a&ntilde;os, al funcionario electoral que:(&hellip;) II. Se abstenga de cumplir, sin causa justificada, con las obligaciones propias de su cargo, en perjuicio del proceso electoral&rdquo; (&hellip;).</p><p>El bien jur&iacute;dico tutelado &ndash;lo dice la misma ley penal&ndash; es &ldquo;el adecuado desarrollo de la funci&oacute;n p&uacute;blica electoral&rdquo;. Por principio de cuentas, la filtraci&oacute;n viola los principios constitucionales de certeza, legalidad e independencia que rigen a los &oacute;rganos electorales.</p><p>La Ley General de Responsabilidades Administrativas precisa el deber que tiene todo servidor p&uacute;blico de &ldquo;custodiar y cuidar&rdquo; la informaci&oacute;n que tenga bajo su responsabilidad, y evitar su uso indebido. Tambi&eacute;n las leyes (general y federal) en materia de transparencia y acceso a la informaci&oacute;n p&uacute;blica obligan a &ldquo;proteger y resguardar&rdquo; la informaci&oacute;n reservada hasta en tanto no se adopte la decisi&oacute;n definitiva.</p><p>Esos son algunos de los fundamentos legales con los que esta semana present&eacute;, en mi calidad de ciudadano, una denuncia penal ante la Fiscal&iacute;a Especializada para la Atenci&oacute;n de Delitos Electorales (FEPADE) en contra de los consejeros del INE y/o quien resulte responsable.</p><p>El tama&ntilde;o y la complejidad de este proceso electoral impone como nunca a las autoridades un deber de cuidado en la informaci&oacute;n. No es admisible que la vileza de un consejero demerite el trabajo de miles de verdaderos servidores p&uacute;blicos y de casi un mill&oacute;n y medio de ciudadanos que van a colaborar con el INE en las casillas el d&iacute;a de la elecci&oacute;n. No tengo duda de que el fiscal electoral, H&eacute;ctor D&iacute;az Santana, tambi&eacute;n lo entiende as&iacute;.</p><p>De ah&iacute; la importancia de que la FEPADE deslinde con agilidad las responsabilidades penales del caso, a fin de proteger las fases siguientes del proceso. El propio INE ha dicho en diferentes ocasiones que la aceptaci&oacute;n del resultado de las votaciones contribuye a preservar la estabilidad y la paz social. No es una exageraci&oacute;n. Por eso es necesario que la Fiscal&iacute;a cite a declarar a los once consejeros y a otros funcionarios vinculados al asunto. Que despliegue una investigaci&oacute;n a fondo con la verdadera intenci&oacute;n de dar con el culpable.</p><p>El INE es una instituci&oacute;n crucial en el devenir democr&aacute;tico de M&eacute;xico. Tiene una de las estructuras operativas m&aacute;s eficaces en todo el mundo. Urge extirpar de ese Instituto al &ldquo;alto funcionario&rdquo; que, en forma ilegal e irresponsable, est&aacute; lastimando la credibilidad de las elecciones y abriendo temibles flancos de riesgo. Esto no debe pasar otra vez.</p><p style="text-align: right;">*Acad&eacute;mico en la UNAM. Profesor de derecho electoral.</p><p>&nbsp;</p>es_MX
dc.formatimage/jpeges_MX
dc.language.isoeses_MX
dc.publisherUniversidad Nacional Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Jurídicases_MX
dc.subjectINEes_MX
dc.titleFiltración en el INEes_MX
dc.typeWorking Paperes_MX


Files in this item

FilesSizeFormatView

There are no files associated with this item.

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record